Artios es el uso en español de una palabra griega, la cual tiene un estudio bien especial a la luz de la Biblia, su traducción al español e Perfecto, veámoslo en uno de sus estudio en la Biblia, versión Reina Velera 1960:

2 Timoteo 3 versículo 17 dice: Al fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda la buena obra.

El propósito de Dios es “que el hombre de Dios [el que habla por Dios] sea perfecto…” Alguien puede venir y decir: “Bueno usted no puede ser perfecto”. La Palabra de Dios dice que nosotros debemos serlo.

La palabra griega para “perfecto” solo se usa esta vez en la Biblia, lo cual la hace especialmente interesante en investigación y precisión bíblica. La palabra “perfecto” es la palabra griega Artios usada como un adjetivo. Artios es definida y se una en dos formas. Uno de sus usos es para describir a un Barco cuando está equipado para su viaje teniendo a bordo todo lo que se necesita para hacer un viaje exitoso. Siempre que el barco esté tan perfectamente equipado que no le falte nada, entonces la palabra que se una en griego es Artios. El otro uso de la Artios concierne a las articulaciones móviles. La forma en que la cabeza del femur calza en la cavidad del hueso iliaco, en la cadera, por ejemplo se conoce como artios. Si uno tuviera la más mínima partícula extraña en esa articulación de la cadera, el dolor seria muy agudo.

La Palabra de Dios declara que el propósito de la Palabra de Dios es que el hombre de Dios sea perfecto, sin ningún cuerpo extraño que cause una mancha.

El propósito de la Palabra de Dios es que el hombre de Dios sea perfecto, no por fuera, sino por dentro. Uno no puede tener perfección por fuera menos que primero tenga perfección por adentro. EL propósito de la Palabra de Dios es que el hombre de Dios sea perfecto por dentro como punto de partida.

“A fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado…” En este punto, la traducción ha fallado en comunicar el impacto de este versículo. La palabra “preparado” viene de la misma raíz griega que la palabra “perfecto”. La palabra griega para “perfecto” es artios; la palabra griega para “preparado” en 2 Timoteo 3:17 es exartizó.

Exartizó es un verbo mientras que artios es un adjetivo, literalmente dice: “A fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente perfeccionado…” No solamente debe ser el hombre de Dios perfecto, sino entero y entera y enteramente perfeccionado.